El tema anual del ministerio

El enfoque de nuestros Servicios de enseñanza del domingo

The Way International theme poster for 2020-2021 in Spanish

Para el año ministerial de 2020-2021, nuestro enfoque como ministerio a nivel mundial será: Resplandezcamos como luminares en el mundo.

Durante este pasado año ministerial, hemos obtenido un entendimiento más profundo del modelo mental del andar como es digno de—de una manera que es de igual valor que—nuestro llamamiento como hijos de Dios. Examinamos y comprendimos la grandeza de lo que Dios nos ha dado y nos ha hecho en Cristo, y lo que podemos hacer como hijos de Dios. Somos capaces de andar poderosa y victoriosamente porque conocemos y vivimos estas maravillosas verdades acerca de nuestra filiación. Durante este próximo año ministerial, nos enfocaremos en reconocer cómo nosotros como hijos de Dios resplandecemos como luminares en este mundo, debido al espíritu de Dios que tenemos y debido a la Palabra de Dios que conocemos.

Filipenses 2:15,16:
para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación
[o edad] maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;
asidos de
[declarando] la palabra de vida….

Dios es luz (I Juan 1:5); Jesucristo es la luz (Juan 8:12); y debido a que tenemos el espíritu de Dios en nosotros, ¡nosotros también somos luz (Efesios 5:8)! La Palabra de Dios, el conocimiento de la gloria de Dios, también es luz.

II Corintios 4:6:
Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Debido a que Dios ha resplandecido en nuestros corazones para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios, nosotros andamos para que la luz de la gloria de Dios en nosotros pueda ser vista por otros. Y a medida que demos esa luz del conocimiento de la gloria de Dios a otros—a nuestros amigos, a nuestros seres queridos y a todas las demás personas con quienes tenemos contacto—esa luz se difundirá.

Si hay algo que el mundo necesita hoy en día, es la Palabra de Dios. Las personas necesitan la Palabra. Sin ella, la verdadera necesidad básica del hombre no puede ser suplida. Solo la Palabra de Dios realmente satisface.

Dios nos ha llamado a irradiar Su luz y la luz de Su Palabra alrededor del mundo. Dondequiera que estemos—en cualquier lugar alrededor del globo terráqueo—con Dios en Cristo en nosotros, estamos reflejando la luz de Dios.

A medida que estudiamos la Palabra juntos este año, veremos que somos los dadores de luz quienes resplandecen en las tinieblas espirituales del mundo, debido al espíritu de Dios dentro de nosotros y debido a la Palabra de Dios correctamente dividida que conocemos. Espiritualmente hablando, tenemos tanto para ofrecer, ¡a medida que resplandezcamos como luminares en el mundo!