El tema anual del ministerio

El enfoque de nuestros Servicios de enseñanza del domingo

Resplandezcamos como luminares en el mundo—The Way International theme poster for 2020-2021 in Spanish

Para el año ministerial de 2021-2022, el enfoque principal de nuestro esfuerzo unido a nivel mundial es: Nuestros corazones unidos en amor. Los beneficios a nosotros personalmente y como casa creyente serán grandes, a medida que estudiemos aspectos de Colosenses 2:2 y 3.

Colosenses 2:2 y 3:
para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo,

en quien [en el cual, el Misterio] están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

La visión de Dios es que nuestros corazones sean consolados y unidos en amor a fin de que nuestro entendimiento en cuanto al gran misterio sea enriquecido. Esta traducción expandida del versículo 2 del libro en inglés Order My Steps in Thy Word [Ordena mis pasos con Tu Palabra] ilumina bellamente este versículo.

Colosenses 2:2 [Traducción expandida según el uso Bíblico]:
Tenemos este cuidado por la gente para que sus corazones puedan ser consolados y alentados, siendo unidos con una misma mente en un mismo espíritu para la gloria de Dios, por medio del amor de Dios manifestado, el cual ha sido derramado en nuestros corazones por espíritu santo; a fin de que todos juntos utilicemos con plena convicción lo que hemos aprendido por medio de escuchar la Palabra de Dios con esmero y reflexionar en ella cuidadosamente, con el objetivo final de conocer absolutamente el Misterio de Dios (Quien es nuestro Padre) y de Cristo (quien es la cabeza de la Iglesia).

La inspiración para nuestro póster, el cual se asemeja a una vidriera de colores, es que Dios, como el Artista maestro (representado por el corazón más grande en color dorado), amorosamente forma y encaja a cada pieza individual de vidrio, soldándola perfectamente dentro del marco, tal como a Él le parece mejor. Estas piezas han sido conformadas para ser un solo objeto cuya belleza como un todo es mayor que la suma de sus partes. Dios, la máxima Fuente de luz, resplandece brillantemente a través de cada parte. Todas las piezas juntas producen un despliegue glorioso de color y luz que manifiesta el amor de Dios.

Sin importar dónde vivamos en el globo terráqueo o cómo sirvamos durante este año ministerial, con nuestros corazones unidos en amor, unidos con una misma mente en un mismo espíritu para la gloria de Dios, sí podemos anticipar que abundaremos espiritualmente en la vida. Juntos podemos alcanzar ese objetivo final de conocer absolutamente el Misterio y demostrar nuestro pleno potencial en Cristo como miembros en particular.

A medida que crezcamos juntos en conocimiento y entendimiento, llegaremos a estar más plenamente persuadidos de nuestra posición celestial en Cristo. Dios estará produciendo poderosamente en todos nosotros, ¡a medida que llevemos las verdades del Misterio y de Su poderosa Palabra sobre el mundo!